Posted on

Es un gran paso, el momento en el que te das cuenta que tu negocio está listo para tener su propio cuenta de Instagram. Es la red social perfecta para mostrar a los clientes actuales y potenciales el lado creativo de tu marca. Es un comienzo perfecto para que tu imagen de marca evolucione. Sin embargo, antes de emprender este emocionante paso hay varios factores a tener en cuenta para asegurarte de que tu marca está realmente preparada. A continuación damos algunos consejos para empezar:

Crear un plan

A medida que reúnes los visuales para tu cuenta y empiezas a acumular contenido, debes fijarte en lo que están haciendo otras marcas a la hora de empezar. Muchas de estas cuentas tendrán sus propios temas y destinatarios que pueden no coincidir con los tuyos, pero son un gran ejemplo de cómo las estrategias pueden ser efectivas. 

Recuerda que crear una cuenta de Instagram para tu negocio es un lanzamiento y puede ser un punto de inflexión para la empresa. Por ello debes crear un plan de juego con el que puedas saber cómo hacer que tu cuenta sea la mejor representación de tu marca.

Deje su cuenta en privado (por ahora)

Es posible que pienses que tu cuenta debe ser accesible a un público amplio y la verdad, suele ser lo lógico. Sin embargo, esta es la excepción. Cuando creas una cuenta no está en plena forma por lo que debe ser privada. Esto te dará la oportunidad de crear un contenido fuerte y de calidad y averiguar como conseguir que llegue a tu público objetivo. Si esperas para hacer tu perfil público, estableces una voz de marca mucho más fuerte para tus potenciales seguidores. 

Establezca el perfil de su cuenta

De la misma forma que has decidido dejar tu perfil privado, por lo menos por el momento, es importante prestar mucha atención a tu biografía. Debes establecer una voz de marca optimista y centrada en la marca que transmita los valores que representas. Lo importante es establecer la cultura de tu negocio inmediatamente para que los clientes puedan identificarse con ella y saber qué esperar de ella, también sirve para construir confianza en la marca.

Todo está en lo visual

Además de tener una fuerte voz de marca en tu biografía, debes hacer un buen trabajo llevando el tema de la marca a través de tu cuenta. Con muchas fotos que representen y se asocien a tu producto pero siguiendo una coherencia que ayudará a establecer un público que se sentirá identificado. Si puedes, busca dar toques de color que dirijan la vista a ciertas publicaciones, recuerda escoger uno o dos colores corporativos y centrarte en ellos. Ya sea un color o producto específico, no tengas miedo de jugar mientras decides cómo mostrar tu marca en Instagram.

Nueve es el número mágico

Al igual que la regla sobre la privacidad de la cuenta antes del lanzamiento, debes intentar tener al menos nueve fotos en cola antes de compartir. 9 posts son suficientes para llenar completamente la página de la cuenta y dar a los nuevos seguidores una comprensión de su marca. 

No te olvides de The Link

Instagram sólo te permite tener un hipervínculo en vivo en tu perfil, por lo que es fundamental que tu enlace esté siempre configurado para su llamada a la acción. Para añadir el enlace a tu perfil, ve a la pestaña de la cuenta y haz clic en «Editar perfil». El enlace le dice a la gente dónde quiere que aterricen, para que puedan comprometerse más con tu marca o comprar tu producto. Pero cuando decidas qué enlace quieres compartir, asegúrate de que la página de destino esté relacionada con el tema de Instagram de tu marca. Al hacer el salto lo más perfecto posible, los seguidores no se sentirán desconcertados cuando se comprometan contigo en otra plataforma.

El lanzamiento de una cuenta Instagram no es un proceso rápido. Pero si te tomas el tiempo necesario para planificar y crear la voz de tu marca, fomentarás relaciones más sólidas con clientes potenciales y existentes. Ahora, probablemente estés pensando: «Estoy listo para el lanzamiento» ¡Adelante!